Buscar
  • ComunicacionesBTH

María muestra su victoria

El 20 de mayo, es una fecha muy importante en la historia de Schoenstatt: el año 1945, tras algunas semanas de la liberación del fundador del movimiento de Dachau, logra regresar a Schoenstatt, donde se encuentra el Santuario Original.

Este acontecimiento originó una corriente de victoriosidad sobrenatural y la confianza en que Schoenstatt era obra de Dios. Con esta convicción, la entrega de sus integrantes fue intensificándose también.


El tiempo en Dachau fue muy importante para el Padre José, ya que se dio cuenta que el carisma de Schoenstatt surgía como un don de Dios para la Iglesia y era muy importante darlo a conocer a todo el mundo.


Este fue el punto de partida para que el Fundador se pusiera en marcha. A partir de 1947 viajó al extranjero y visitó muchos países donde habían surgido grupos schoenstattianas. Con estas visitas buscaba fortalecer a las comunidades y transmitirles el crecimiento y la fecundidad que la Santísima Virgen había manifestado a las familias, desde su ingreso al campo de concentración.


En uno de los viajes a Chile, el Padre Kentenich, bendijo el Santuario de Cenáculo de Bellavista, justamente un 20 de mayo, ya que él y las hermanas de María quisieron conmemorar el poderoso signo de fidelidad de María 4 años antes.

38 vistas

DIRECCIÓN

La Concepción 7686, La Florida, Región Metropolitana,

Chile

NUESTRAS REDES

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon