Buscar
  • ComunicacionesBTH

Una ofrenda por el tabernáculo del Santuario

Actualizado: 6 de jul de 2019

El 21 de mayo se celebró una misa recordando el fallecimiento de la Hermana M. Matilde: Hace 50 años, ofreció su vida en reparación por la profanación del Santuario.


La vida avanza con rapidez y de pronto, un día, pasa algo que marca profundamente a las personas. La profanación al santuario de Bellavista fue uno de esos acontecimientos. No solo fue un ataque a la capilla, sino un golpe para toda la familia de Schoenstatt. Y es comprensible, porque a golpes de punzón fue abierto el tabernáculo y desapareció el Cáliz.


Entre toda la conmoción, las Hermanas de María comenzaron a buscar el copón por los alrededores. Fue la Hermana M. Matilde quien lo llevó al Santuario. Antes de entrar se arrodilló con el cáliz en las manos y en silenciosa entrega ofreció su vida a Dios como prenda de reparación. Días después de este sencillo acto de amor, lo que había sido un imperceptible y simple corte en el dedo terminó con una septicemia.


50 años después, su familia y el Instituto de las Hermanas de María, entre otros, recordaron a la hermana M. Matilde con una Eucaristía especial. Además, el taller Anunciación regaló un mosaico que meses antes realizaron algunas de sus integrantes, inspiradas en este testimonio.


Agradecidos recordamos su vida, su misión y su entrega generosa por el Santuario de Bellavista.



Mosaico regalado por Taller Anunciación.




15 vistas

Dirección

La Concepción 7686, La Florida, Región Metropolitana,

Chile

Redes Sociales

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon